Bangladesh

Kaos en Dacca y cómo vivir con las ratas en las vías del tren

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


Se pueden asociar muchísimos adjetivos con esta ciudad, y casi todos desagradables; empezando por la polución, el desorden, la suciedad… tuve la sensación de estar encerrado dentro de un gran cubo de mierda. Si visitan Bangladesh intenten escapar de este agujero negro lo más rápidamente posible, aunque hay otra opción, alojarse en alguno de los barrios para expatriados, hombres de negocios y políticos como Gulshan, Banani… donde se puede descansar parcialmente de esta caótica ciudad.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


Otro aspecto negativo de la ciudad es la pobreza, omnipresente en toda la ciudad, especialmente en las orillas de las vías del tren, donde la gente intenta sobrevivir de la forma más digna posible. Fabrican sus casas con desechos que encuentran y hacen su vida a pié de vía.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


Si estáis interesados en aprender a vivir sin recursos solo tienes que acercarse a la estación de tren de Tejgaon y dar un paseo por los alrededores, es muy sencillo llegar. Es una estación secundaria de tren, situada en el centro de la ciudad.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


La gente hace vida entre vías y los niños juegan casi siempre supervisados por algún adulto, que alerta del paso del tren, cada 15 o 20 minutos aproximadamente.
Lo más triste es que hay gente que vive peor, como los habitantes de los bancos de arena que se forman en el río Jomuna.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


Las chabolas que se agolpan una detrás de otra tienen un espacio muy reducido, el justo para dormir, cocinan y hacen sus quehaceres a pié de vía. Están construidas de los desechos y plásticos que pueden conseguir. En esta atípica visita también se puede observar cómo se reciclan cartones o cómo golpean bombillas o desechos electrónicos para separar el metal.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


Si queréis saber lo que es una ciudad superpoblada estáis en el lugar correcto, se hace imposible pasear tranquilo en la parte antigua de la ciudad, en su corazón, Old dhaka, y en la mayoría de sus bazares, como el New Market, Banga Bazar o el Shankharia Bazar, situada en la calle hindú. Siempre tienes a alguien en cualquier dirección pidiendo paso, empujando o tocando el timbre de la bicicleta, os podéis imaginar los atascos que allí se forman. Es una experiencia única que no os podéis perder y de la cual estaréis agradecidos de no vivir a diario.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


Es una ciudad salvaje donde la gente lucha como puede para seguir adelante, pero honradamente, sin robar ni delinquir. Los Bengalíes intentarán ayudarte en lo que necesites en cualquier momento y sin dudarlo. Este a mi parecer es uno de los principales atractivos del país, el factor humano.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


Si todavía no has perdido los nervios con los planes antes descritas, te gustan las actividades bizarras y te atrae la idea de navegar por un río putrefacto ( sin duda Bangladesh ocupa el colofón más alto en mi lista de “viajes alternativos” ) puedes alquilar un bote de madera en el puerto de Sadarghat, el mismo lugar donde zarpa el famoso barco de vapor con palas denominado Rocket. Tienes dos opciones, hacer un recorrido alrededor de los distintos puertos del río Buriganga y sorprenderte de todas las actividades que se llevan a cabo o puedes simplemente cruzar el río y ver como intentan sobrevivir los ciudadanos de la otra orilla limpiando o reparando petroleros oxidados, ésta es una buena alternativa a los que desean ver la famosa chatarrería de barcos en la ciudad de Chittagong.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )


Estas imágenes han sido realizadas conjuntamente con la fotógrafa Daniela Lee.


Podéis ver todas las imágenes a pantalla completa en el apartado de Fotografías.

Bangladés, la Pakistán Oriental ( Bangladesh )