Bosnia-Herzegovina

DIARIO DE VIAJE – Bosnia y Herzegovina no puede olvidar

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


No quiero abandonar los Balcanes sin visitar Bosnia y Herzegovina, me interesan un par de lugares, además el largo trayecto en bus cruzando Montenegro desde Podgorica a Sarajevo es espectacular, recomiendo hacer el recorrida durante el día.

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


El origen del nombre de Bosnia y Herzegovina se remonta muchos años atrás, antes de la conquista por parte del imperio Otomano, la parte norte se denominaba Bosnia y la parte sur Herzegovina, se acabaron uniendo.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


He dejado este país hasta el final del viaje para que coincida con el fin del verano y el principio del Otoño, con sus lluvias y cielo gris. Le quiero dar un matiz melancólico a estas imágenes. A veces pienso que dejo pocas cosas al azar, me gusta planificar el viaje para aprovechar el tiempo al máximo; como dijo el jefe de la serie televisiva El Equipo A , “me gusta que los planes salgan bien”.
 
Estoy en el control fronterizo, los militares eligieron a dos personas para que muestren su equipaje: a la mujer con los pechos más grandes del autobús y a mí. La elección de la mujer para un “registro rutinario” es obvia, bromean largo y tendido mientras sus ojos salen de las órbitas cada vez que la mujer se agacha para mostrar el equipaje. La razón por la que me eligieron a mí para mostrar el equipaje no es tan obvia, barajo varias hipótesis :
 
– Soy el más atractivo del autobús y eso le causó una agradable sensación en su desviada vista ( risas ).
 
– Parezco muy peligroso, no son pocas las veces que me han dicho si vengo de Afganistán.
 
Aunque lo más lógico es que ha sentido curiosidad por los accesorios que puede transportar un turista en la maleta.
Las fronteras entre Albania, Montenegro y otros países de la ex-Yugoslavia están en poder de los Serbios, esa fué una de las condiciones para conseguir la paz.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


Me sorprende la gran cantidad de cementerios que hay en Bosnia y Herzegovina, y también montañas, mires donde mires. Aunque las distancias son pequeñas los tiempos de recorrido son largos. Para recorrer 100 kilómetros se pueden tardar más de dos horas si el xófer no hace paradas.


En el país también hay una de las últimas selvas Europeas y no me extraña todo está cubierto de árboles altísimos en casi toda su extensión, eso convierte el aire en uno de los más puros que he respirado, aunque sus ciudadanos les debe parecer demasiado limpio o no les debe gustar porque fuman a todas horas.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


Han convertido el fumar en “el deporte” con más adeptos del país. Además fuman en cualquier lugar, dentro del tren, del autobús o restaurante. Venden tabaco a granel o en bolsas de kilo, como si fueran frutos secos.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


El turismo en Bosnia representa solamente el 2% de la economía local, eso nos convierte a los turistas en una “rara avis” que cada vez está más presente, sobretodo en Mostar.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


La capital del país, Sarajevo, tiene mucho más que horribles historias, como el asedio a Sarajevo. Hay un edificio considerado por sus habitantes como el más feo de la ciudad, lo llaman el “papagayo” por sus chillones colores. Lo curioso es que alquilar o comprar un apartamento en este edificio es más caro que hacerlo en el bloque de enfrente, de exquisita construcción y la explicación es muy simple, las vistas, nadie quiere comprar un apartamento con vistas al “papagayo” aunque el edificio sea señorial.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


La mayoría de la población es musulmana, pero no son estrictos, beben, fuman,… Dependiendo de la ciudad la población está más o menos segregada dependiendo de su religión u origen, aunque cuando la gente se refiere a los Bosnios, está nombrando a todos los ciudadanos de Bosnia, sin discriminar su religión o etnia.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


La parte Este de la ciudad es de construcción Otomana, mayoría musulmana y considerada el centro histórico de la ciudad. La parte Oeste es de origen Austro-Húngaro, considerada la parte serbia del país. En el centro histórico Otomano hay un reloj que los turistas piensan que está averiado, pero que funciona a la perfección, solo que marca las horas que restan para anochecer, muy útil para los musulmanes porque en temporada de Ramadán saben las horas que les quedan de ayuno. Hay alrededor de 200 mezquitas en la ciudad.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


Gastronómicamente, aunque la comida de ByH es excelente, los vegetarianos lo tienen complicado, le ponen carne a casi todo. Me gustaron especialmente unos rolls de repollo denominados Sarma, y otros rolls, los Japrak, envueltos con hojas de vid, exquisitos.
 
También es tradición tomar tres cafés, el primero de bienvenida, el segundo para iniciar un debate y el tercero de despedida.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


Esta misma tarde organizo mi visita al búnker nuclear de Tito.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


Después de mi visita al búnker visité el pueblo de Konjic y hablé con el zapatero del barrio.


Al día siguiente me metí en el primer autobús destino Mostar, tenía curiosidad de saber porqué todo el mundo visita esta ciudad.


Mordí el anzuelo, como muchos otros turistas que van a visitar el puente, que además está reconstruido. El puente de Mostar es la Sagrada Familia de Barcelona, la Torre Eiffel de París. Calles y calles de tiendas de souvenirs para turistas ofreciendo los mismos productos, todos relacionados con el puente.
El casco antiguo de Mostar apesta, la sobreexplotación del lugar hace que no se puedan visitar las calles tranquilamente, los stands de las tiendas de souvenirs se agolpan uno detrás de otro invadiendo la zona peatonal.


Todos buscan hacer la foto del puente como recuerdo, la foto de postal de Mostar, la que aparece en todos los medios. Pues hacer esa fotografía tiene un precio, el que te cobran para acceder a la terraza con la mejor vista del puente y otro tanto que te cobran para subir al minarete de la mezquita y tomar otra foto. Mostar es un negocio muy rentable y además está en auge, cada año el número de turistas aumenta.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


Lejos del centro histórico de Mostar la historia del país se hace otra vez latente, son muchos los edificios con señales de metralla que quedan por restaurar.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


A veces me preguntan si estuve en uno otro lugar y les tengo que decir que no, aunque ambos estuvimos en el mismo país no hemos visto las mismas cosas. La verdad me gustaría ver todo lo que ellos vieron pero cada persona tiene sus preferencias y el tiempo es limitado, ese tiempo que tanto me preocupa y que a veces no me deja disfrutar de la vida. No estuve en la famosa playa de Kuta cuando visité Indonesia, ni Pattaya en Tailandia y la verdad que me hubiera gustado estar allí tomándome un baño o compartiendo unas cervezas, pero si me dan a elegir, prefiero por ejemplo visitar el Memorial del Genocidio de Srebrenica, situado a las afueras de Potocari.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


A veces cuando encuentro lo que busco y me ha costado esfuerzo llegar hasta el lugar se me pasan las ganas de hacer fotos… simplemente hago algunas de rigor y disfruto del momento, pienso… “lo encontré… llegué a la meta por mis propios medios, tiene mérito, haré solo un par de fotos para recordar que estuve aquí”.
Me viene a la memoria una escena de la película : La vida secreta de Walter Mitty. Hay una escena donde el fotógrafo lleva días persiguiendo la foto de un animal muy raro en la otra punta del mundo y cuando lo tiene delante del objetivo de la cámara no le hace la foto, simplemente disfruta del momento… de lo que costó llegar hasta allí. El fotógrafo de la película no hace la foto, tiene la esperanza de empujar a alguien a que viva las mismas aventuras que él para llegar al lugar y poder ver aquel animal que no aparece en ningún lugar.
Un día me gustaría llegar a este punto, a disfrutar de ese momento sin tomar absolutamente ninguna fotografía, simplemente almacenar en el cerebro ese momento y viaje.

 

Bosnia y Herzegovina , un país dividido


Antes de abandonar el país visitaré otro lugar al que le tengo muchas ganas, un lugar donde el simple vapor de agua mueve 140 toneladas de metal procedente de la Segunda Guerra Mundial. Los trenes a vapor de Tuzla.


Podéis ver todas las imágenes a pantalla completa en el apartado de Fotografías.